Centroamérica

Documental animado ‘Hojas de K.’ se estrenará en Inglaterra

Leaves_of_K

“Valentía” es quizá la mejor palabra para resumir la intención, producción y objetivo del cortometraje Hojas de K., que tendrá su estreno mundial en la Competencia Oficial del Sheffield Doc Fest el próximo 24 de junio.

Esta película, co-producción entre Nicaragua y Costa Rica, fue escrita y dirigida por Gloria Carrión Fonseca, fundadora de la productora Caja de luz, y con una trayectoria digna de ser destacada: Su primer largometraje documental, Heredera del viento, se estrenó en el Festival Internacional de Cine Documental de Ámsterdam en 2017, y en 2019 estrenó Días de luz, su primera película de ficción, co-dirigida con otros cinco cineastas de América Central, y estuvo entre las noventa y cinco películas preseleccionadas para concursar por el Óscar a Mejor Película Extranjera.

Su nuevo proyecto, Hojas de K., es un documental animado que narra la historia de K., una joven que recuerda la violencia sufrida por ella, su familia y su país por parte del gobierno de Daniel Ortega. Está basado en los testimonios de diez mujeres entrevistadas, y sus memorias sobre el levantamiento cívico contra Ortega en 2018, así como sus sueños, desilusiones y esperanzas, mientras continúan luchando por la libertad de Nicaragua.

Para Carrión este fue un proyecto inesperado, que no tenía pensado hacer; tal como ella explica:

Mientras me preparaba para filmar una serie documental sobre el levantamiento cívico de 2018 en Nicaragua, me vi obligada a salir de mi país, dejando atrás a mi familia, mi trabajo, mi casa, mi esposo y mis dos hijos debido a la más reciente oleada represiva del gobierno. Solo tuve tres días para empacar mi maleta. No sé bien qué terminé empacando, pero recuerdo muy bien dónde guardé los archivos con horas y horas de entrevistas que había grabado con diez mujeres que participaron en las protestas de 2018 en distintas zonas del país. Las voces de esas mujeres trajeron de vuelta sus memorias de coraje y valentía”.

 

El equipo de producción detrás de la película también estuvo conformado por muchas personas en el exilio, huyendo de la persecución política del gobierno, y por este motivo utilizaron seudónimos para proteger sus verdaderas identidades. Así, la animación se convirtió en la mejor manera para contar esta historia, y el cortometraje se convierte en una prueba de que el cine puede ser una de las más poderosas formas de resistencia.

Te podría interesar

Dejar un comentario

Para publicar comentarios debe iniciar sesión en nuestro sitio web.